Como en cualquier estancia, lo ideal es contar con una buena luz general y luces puntuales para cada actividad, evitando dejar zonas oscuras. Planifica cada punto de luz asociando un interruptor a cada zona de la cocina, además de comodidad, ahorraremos al sólo usar la luz en donde se necesita.

Elige leds de calidad, por su bajo consumo, con los que puedas ver el color correcto de los alimentos mientras cocinas, diferenciando la zona de la encimera con luz fría, de unos 4000ºK, y reserva la luz cálida, de unos 3000ºK, para otras zonas como el office, la mesa de la cocina o los interiores de los armarios.

Si tu cocina tiene falso techo apuesta por los focos downlight que se empotran en el techo aportando una luz uniforme y constante. Si no lo tiene, elige uno de superficie con al menos 60º de apertura focal para que la luz se expanda. Coloca uno por cada metro cuadrado.

Luces empotrables en la cocina

Ilumina de forma puntual cada zona de trabajo. En el fregadero coloca en el parte inferior de los armarios tiras de led. Añade luz de ambiente colocando algún foco o led encastrado en el interior de los armarios con puertas de cristal. Para el interior del resto de armarios elige focos halógenos o led encastrados de los que se encienden al abrir la puerta. Para los cajones hay pequeñas luces que se colocan en la pared de atrás del cajón y que se encienden automáticamente al abrir el cajón.

luz fregadero

tiras de led bajo armarios de cocina

luces cocina


Elige campañas extractoras con luz para encima de la zona de cocción.

luz de campana estractora


Para la mesa de comer a diario las lámparas con pantalla metálica o de cristal son la opción más práctica, pues no sólo quedan estupendas también se limpian fácilmente.

luces sobre mesas de cocina

Y para que encuentres lo que necesitas de la forma más sencilla y rápida, en este enlace encontrarás muchas lámparas y accesorios con los que iluminar la cocina.

Recuerda que AtrasLuz Iluminación es tu tienda de lámparas en Madrid y on line.