A la hora de elegir una tira led piensa primero en el uso que le vas a dar. Las hay de interior o de exterior; rígidas o flexibles; monocolor, multicolor; de luz cálida o fría; con niveles de iluminación regulables… y todas, son fáciles de instalar ya que son autoadhesivas, por lo que no necesitas hacer agujeros para colocarlas sobre una superficie lisa; se pueden cortar con unas tijeras o un cúter y juntar, unas con otras, en función del espacio en el que queramos colocarlas.

Lo que diferencia a una tira de interior de otra de exterior, como en cualquier otra lámpara, es el grado de protección frente al agua y la humedad. Una tira led de exterior nos sirve también para el interior, sobre todo en zonas húmedas como la cocina o el baño.

En AtrasLuz Iluminación, tu tienda de lámparas en el Barrio de Salamanca de Madrid, disponemos de tiras de luz led autoadhesivas muy resistentes fabricadas en metal y PVC, que pueden ser cortadas y conectadas en función de la longitud necesitada sin soldaduras y las tienes disponibles tanto en luz blanca fría como en cálida o en RGB, multicolor, con control remoto para programar diferentes juegos de luces.

Tiras de led blanco cálido

Las tiras led se suelen utilizar como iluminación de guía, auxiliar o decorativa. Prueba a iluminar los pasillos y escaleras con tiras led, puedes pegarlas en cada peldaño, en la barandilla, por el rodapié… La transformación será instantánea.

Las tiras de led ayudan a resaltar cuadros, elementos decorativos como obras de arte o cualquier otro objeto.

Utilízalas para iluminar cualquier perímetro apagado, le dará vida al instante.

En el baño pega una tira adhesiva de luz led alrededor de un espejo y consigue más funcionalidad al maquillarte o al afeitarte.

En la cocina coloca las tiras debajo de los muebles para iluminar la encimera. Tu cocina se verá más moderna y estilosa y te serán de gran utilidad cuando estés cocinando.

Incluso puedes dejarlas encendidas para disfrutar de iluminación ambiental sin apenas consumo, evitando encender las luces cada vez que se entre a la cocina o a cualquier otra habitación en las que estén instaladas.

En el dormitorio sustituye las lámparas de noche por tiras de led en la parte baja de la cama, de las mesillas o de la cómoda. Puedes programarlas para que se apaguen solas o bajar la intensidad de luz cuando vayas a dormir o utilizarlas como luz quitamiedos.

En el salón, prueba a pegarlas dentro de una vitrina para resaltar las copas de cristal, en los huecos de los estantes y librerías o detrás del televisor para crear un ”ambilight casero”, una luz lateral ambiental que mejore tu experiencia visual.

En el jardín, las tiras led pueden ayudarte a crear espacios chill-out encantadores.

Tiras de led para piscina